Candelaria Goyenechea 3820 local 165, Centro Comercial Lo Castillo, Vitacura.
Lunes a sábado de 12 a 15:30hrs.

Cómo Leer y Corregir los Parámetros del Agua

La química del agua es invisible, por lo que se requieren de tests o instrumentos de medición para conocer los parámetros del agua de tu acuario.

   La importancia de medir los parámetros del agua.

Todas las especies acuáticas viven en aguas distintas, lo que implica que su composición química varía. Los parámetros del agua son distintas características o valores químicos que debe tener en consideración el acuarista. Estos parámetros se pueden medir y modificar de distintas maneras, lo que se llama correción de parámetros. Al corregir los parámetros del agua lo que busca el acuarista es adaptar el agua del acuario a los valores químicos que necesitan las especies que viven en él.

Dependiendo de lo delicado que sean las especies, corregir parámetros tendrá más o menos importancia. Se considera especies delicadas a aquellas adaptadas a vivir bajo parámetros de agua específicos, y sufren mucho o incluso mueren cuando ésta no tiene los parámetros indicados. Especies resistentes son aquellas capaces de adaptarse a un amplio rango de valores químicos, siendo capaces de prosperar en diversas condiciones.

La importancia de conocer y corregir los parámetros del agua del acuario radica simplemente en la tenencia responsable de mascotas acuáticas. Si estas especies viven -por ejemplo- en aguas cálidas, lógico será que debamos instalar un calefactor para elevar la temperatura del agua. Las especies marinas deberán vivir en agua que tenga abundante sal de mar, las especies de agua dulce se adaptarán a agua de la llave acondicionada, etc. Si no les entregamos a nuestros peces las condiciones adecuadas para vivir, será esperable encontrarse con muertes o enfermedades. Peces que vivan en sus parámetros de confort, muy por el contrario, prosperarán y mostrarán sus comportamientos naturales. Su esperanza de vida se prolongará incluso más allá de lo que vivirían en su estado salvaje. Por ello, mantener especies acuáticas libres de estrés es posible, siempre y cuando consideremos los parámetros del agua y el tamaño del acuario, y mientras los corrijamos cada vez que sea necesario.

Nuevamente la información previa por parte del acuarista pasa a ser un factor clave. Para preparar y ciclar un acuario que recibirá especies, primero debemos medir y corregir sus parámetros acorde a sus distintas químicas de confort.

la importancia de medir los parametros del agua de tu acuario

   Los 10 parámetros del agua más importantes.

A continuación, enunciaremos brevemente los distintos parámetros que se controlan más frecuentemente en acuarismo. Proporcionaremos una breve definición de cada uno de ellos y tips sobre cómo corregirlos. Esto te permitirá tener la química del agua de tu acuario bajo control. La diferencia es notoria, tus peces lo agradecerán mostrando sus mejores colores, comportamientos naturales e incluso podrás esperar la reproducción de muchas especies.

 1. La temperatura.

Qué es: En este contexto, es una magnitud que indica el nivel de calor o energía térmica del agua de tu acuario. Resulta importante puesto que las especies acuáticas, al provenir de distintas áreas geográficas, han evolucionado de tal manera que sus metabolismos se adaptaron a funcionar bajo ciertas condiciones de temperatura. La división clásica en este sentido sería la de peces tropicales y peces de agua fría, los primeros acostumbrados a vivir en aguas de 26°C aprox, y los segundos en torno a los 15°C.

Cómo se mide: La temperatura se mide con el uso de un termómetro, los cuales hay de diversos tipos. En acuarística son populares los termómetros adhesivos externos, aunque resultan siempre más precisos los termómetros de mercurio o los digitales electrónicos. La unidad de medida usada en Chile son los grados Celsius (°C)

Cómo corregir: En acuarismo se usan los termocalefactores (calefactores eléctricos con termostato interno) para elevar la temperatura y mantenerla al nivel deseado. Y en caso de ser necesario mantener un acuario más frío que la temperatura ambiente, se pueden instalar ventiladores de clip que bajan la temperatura superficial del agua. Si es necesario un agua más fría aún, existen los chillers, equipamiento que enfría el agua mediante descompresores (como los refrigeradores).

termometros adhesivos digitales para acuarios, indican la temperatura en grados celsius

 

2. El pH.

Qué es: Coeficiente que determina el grado de acidez o basicidad de una solución, en este caso, el agua de nuestro acuario. El agua puede ser neutra (pH = 7.0), ácida (<7.0) o básica (>7.0). La mayoría de los peces amazónicos preferirá aguas ácidas (pH = 6.8), mientras que los africanos prosperan en agua alcalinas (pH = 7.8). Los marinos, por su parte, requerirán un pH superior a 8.

Cómo se mide: Mediante tests de pH, que pueden ser tipo reactivos líquidos, tiras de papel reactivas (como el papel tornasol o los test múltiples) o medidores electrónicos. Ojo con estos últimos, pues deben calibrarse regularmente para dar lecturas precisas. También existen sensores que entregan mediciones permanentes, en tiempo real.

Cómo corregir: Existen muchas formas para alterar el pH. Sin embargo, una de las propiedades del agua es la de retornar al pH neutro (7), por lo que debe medirse con cierta regularidad, y esperar que fluctúe con el paso del tiempo. Los métodos más comunes para alterar el pH serían los siguientes:

¿Cómo bajar el pH? Pueden usarse aditivos líquidos (soluciones ácidas que bajarán el pH del acuario a depender de las dosis aplicadas). Pueden usarse materiales filtrantes, como la turba granulada. La turba se ubicará en el interior del filtro y liberará taninos en el agua, que progresivamente la teñirán con un color té, y la acidificará. Los troncos naturales también cumplen esta función, y la cantidad de taninos y ácidos húmicos a liberar dependerá del tipo de madera (Por ejemplo, la madera de mopani libera más taninos que la madera de manglar). Otro método muy usado en acuarios plantados es la incorporación de CO2. Este gas no sólo acelera el metabolismo de las plantas, sino que mantendrá el pH del agua ligeramente ácido (en torno a 6.7 aprox).

¿Cómo subir el pH? Pueden usarse aditivos líquidos (soluciones alcalinas que alzarán el pH de acuerdo a la dosis a aplicar). También existen sales como los buffer de pH o KH (lo veremos más adelante). Otra alternativa es el uso de rocas calcáreas en el filtro o decoración, o los materiales filtrantes de coral molido. Los sustratos de aragonita también mantendrán el pH sobre 7.

test de ph con reactivo líquido para acuarios

 

3. La dureza general (GH).

Qué es: La dureza general (GH por sus siglas en inglés) indica los niveles de electrolitos disueltos en el agua, específicamente las sales de Calcio (Ca) y Magnesio (Mg). Por ello, se relaciona directamente con la EC o electroconductividad. Impacta directamente en la capacidad de osmosis de las membranas de los peces, y depende del lugar de origen de las especies la GH a la cual se hayan adaptado. Los peces amazónicos, por ejemplo, viven en aguas muy blandas (sobretodo Discus, Ramirezi y Tetras). Los cíclidos africanos, en cambio, viven en aguas duras. La GH es relevante sólo en agua dulce, ya que en agua salada la GH siempre es altísima, y pasa a ser más relevante la dureza de carbonatos (KH).

el calcio y el magnesio definen la dureza general del agua

Cómo se mide: Se puede con tiras reactivas (muchos tests múltiples miden GH), reactivos líquidos o sensores electrónicos; siendo estos últimos los más precisos, seguidos de los reactivos líquidos. Hay distintas unidades de medida, siendo las más usadas las ppm (partículas por millón) y los grados de dureza (dGH). Ambas medidas pueden calcularse a partir de la otra, usando una tabla de conversión apropiada:

tabla de conversion de dgh a ppm, dureza general en acuarios de agua dulce

*Lago Malawi y Los Ángeles, CA.

Cómo corregir: Si el agua es muy dura, para ablandarla podemos utilizar materiales filtrantes como resina catiónica o turba granulada. La resina extraerá sales del agua, mientras que la turba al bajar el pH impacta en la electroconductividad del agua, disminuyéndola. El método más efectivo es usando filtros de osmosis inversa, sin embargo es más costoso y aparatoso. Para elevar la dureza, basta adicionar sales de Ca y Mg, lo cual se puede lograr con aditivos líquidos o en polvo (sales para acuarios de agua dulce).

 

4. Dureza temporal, alcalinidad o dureza de carbonatos (KH).

Qué es: Es más relevante en agua salada, pues impacta directamente en la formación de los corales. Se cree que los corales toman bicarbonato, lo convierten en carbonato, y este último luego lo transforman en carbonato de calcio para formar sus esqueletos. El proceso se expresa de la siguiente manera:

HCO3  ⇒  CO3  +  H+

Bicarbonato ⇒ Carbonato + ácido

Para averiguar cuánto bicarbonato necesitan nuestros corales, se podría medir directamente el bicarbonato disuelto pero esto es muy complejo. Por ello, resulta más fácil medir la alcalinidad, la cual se define como “la cantidad de ácido (H+) necesario para reducir el pH a 4.5″¹. Si conocemos esta variable en función a la cantidad de carbonatos, podremos calcular el bicarbonato presente. Por ello, en acuarismo se mide la alcalinidad y no el bicarbonato directamente, aunque lo más importante es conocer los niveles de bicarbonato.

Cómo se mide: Existen tests de alcalinidad (KH) en formato de reactivos líquidos o tiras de papel reactivas (en tests múltiples). La importancia de conocer los niveles de bicarbonato también radica en su efecto de tampón o buffer de pH (evita que el pH decaiga bruscamente, constituye un “piso” a partir del cual el agua no podrá seguir acidificándose). Por ello, la alcalinidad KH nos permitirá conocer los niveles de bicarbonato, y en consecuencia la capacidad de buffer de pH que tiene nuestra agua. Un acuario marino con un KH bajo de seguro tendrá problemas para mantener sobre 8 los niveles de pH.

Cómo corregir: Para corregir la alcalinidad lo mejor será utilizar un Buffer de KH diseñado especialmente para acuarios marinos. Suelen ser aditivos líquidos o en polvo que se aplican directamente al agua. Otro método rápido y casero, será aplicar directamente bicarbonato de sodio (aunque a causa del sodio no se aconseja a largo plazo) *Ojo: primero debe corregirse el KH, y luego el pH (por el efecto de tampón mencionado). Un KH  de 70ppm o inferior, producirá un desplome en el pH que lo llevará a un valor cercano a 4.5.

corales duros, forman sus esqueletos con bicarbonato

 

5. El dióxido de carbono (CO2).

Qué es: Es un gas necesario para las plantas y sus procesos metabólicos. Lo emiten los animales a través de la respiración, y también se puede incorporar artificialmente al acuario plantado. Por ello, sólo es relevante medirlo en agua dulce, y cuando se tengan plantas naturales. Podrás encontrar más información sobre la relevancia del CO2 en acuarios plantados en este artículo de nuestro Blog.

Cómo se mide: El método más ampliamente usado por su comodidad y precisión consiste en los tests permanentes de CO2. Ejemplo de la marca Sera a continuación:

Cómo corregir: Mediante la incorporación de algún sistema de CO2. Todos funcionan, por lo que puedes escoger el que más se adapte a tu acuario.

 

6. Los nitratos (NO3).

Qué es: Los nitratos son compuestos nitrogenados que se producen como el resultado final del Ciclo del Nitrógeno. Son consumidos por las plantas (en agua ducle) o por organismos filtradores (en acuarios marinos). Si se acumulan (sobre las 50 ppm aprox, a depender del acuario), pueden llegar a ser tóxicos para las especies.

Cómo se mide: Un test específico de nitratos es la manera más precisa. Estos suelen ser reactivos líquidos con alguno que otro polvo adicional. También suelen ser incluidos en los tests múltiples.

Cómo corregir: La manera por defecto de disminuir los nitratos es mediante los cambios parciales del agua de tu acuario. Para evitar que se vuelvan a acumular tan rápido, puedes agregar más plantas naturales a tu acuario (si es de agua dulce) o más roca viva (si es de agua salada). También existen materiales filtrantes que encapsulan materia orgánica, y filtros tipo skimmer, los cuales disminuirán la carga biológica del acuario, y por ende, se mantendrán a raya los nitratos. Si se busca una corrección rápida, también existen aditivos líquidos que neutralizan los nitratos, pero esto no es una solución a largo plazo.

el ciclo del nitrogeno en pocas palabras

7. Los nitritos (NO2).

Qué es: Son un subproducto del amoníaco, producido por ciertas bacterias del acuario. Indican que un acuario está mal ciclado, puesto que un acuario maduro tendrá sus nitritos siempre en cero. Podrás ver más información sobre los nitritos en este artículo de nuestro Blog.

Cómo se mide: Un test específico de nitritos será la manera más precisa. Estos suelen ser reactivos líquidos con alguno que otro polvo adicional. También suelen ser incluidos en los tests múltiples.

Cómo corregir: Para correcciones de emergencia, existen aditivos neutralizadores de nitritos y también pueden realizarse cambios de agua diarios de un 10% por una semana. Para su control a largo plazo, es necesario verificar que esté completo y sano el ciclo del nitrógeno. Para ello podemos agregar bacterias líquidas, materiales filtrantes biológicos, sustratos porosos, plantas naturales, controlar el exceso de alimento, retirar la materia orgánica (sea manualmente o con un skimmer), etc. 

Imagen relacionada

Clásica turbidez de un acuario mal ciclado. Es de esperarse encontrar altos los nitritos.

8. El amoníaco y amonio (NH3 y NH4).

Qué es: El amoníaco tóxico o amonio es el primer subproducto del ciclo del nitrógeno. Se produce por la descomposición directa de materia orgánica (fecas, restos de comida, hojas muertas, etc). Su presencia indica que el acuario no está maduro o que su ciclo del nitrógeno es deficiente.

Cómo se mide: El método más preciso es el uso de reactivos líquidos específicos. También existen algunos tests múltiples que lo incluyen. En casos extremos, se podrá percibir como una tonalidad amarillenta en el agua y un olor astrigente. También una plaga de algas marrones puede ser indiciaria de amoníaco tóxico.

Cómo corregir: En resumidas cuentas, manteniendo el acuario ciclado. La prevención es clave, lo que implica controlar las cantidades de alimento y practicando los cambios de agua semanales, con un nivel de higiene adecuado. Para correcciones de emergencia,  lo natural es agregar aditivos de bacterias líquidas para acuarios. También existen neutralizadores específicos, para las emergencias más severas. Si el problema es recurrente, esto suele ser causado por una sobrepoblación de peces o por casos de sobrealimentación.

No sería raro encontrar amoníaco presente en un acuario así.

9. Los fosfatos (PO4).

Qué es: Los fosfatos son nutrientes que provienen del fósforo, y sirven de alimento para algas y plantas. Se miden porque un exceso de fosfatos suele ser la causa más común para la aparición de plagas de algas. Puede ser incorporado al acuario en los alimentos para los peces, y es el resultado de la mineralización de la materia orgánica muerta.

Cómo se mide: Se miden mediante el uso de Tests específicos para fosfatos. Estos suelen ser reactivos líquidos.

Cómo corregir: La forma más efectiva de corregir fosfatos es mediante el correcto sifoneo del sustrato de nuestro acuario. Esto porque la materia orgánica mineralizada como fosfato se deposita en el lecho del acuario. Otro método eficaz es mediante el uso de materiales filtrantes de adsorción de fosfatos.

Imagen relacionada

Nitratos y fosfatos inciden directamente en las plagas de algas.

10. Otros elementos o nutrientes específicos.

Ejemplos usuales: Calcio, Magnesio, Estroncio y otros nutrientes para acuarios marinos. Nitrógeno, Fósforo, Potasio (NPK) en acuarios plantados. Otro ejemplo son las mediciones de Cobre en gambarios o en acuarios en que se usan medicamentos a base de cupraminas.

Cómo se miden: Todos estos elementos tienen tests de mediciones específicos.

Cómo se corrigen: Existen en acuarismo toda clase de aditivos nutritivos, abonos y fertilizantes, etc. También existen elementos químicos en forma más o menos pura. Todos ellos se aplican de acuerdo al fabricante.

aplicacion de nutrientes especificos al sistema radicular de las plantas en un acuario plantado

   Una forma muy sencilla de obtener mediciones de los parámetros más importantes es mediante el uso de los test múltiples.

En el video se muestra, a modo de ejemplo, el uso de los Test 5 en 1 de la marca alemana Sera. Estos tests consisten en varias tiras de papel con distintos reactivos de colores, los cuales cambian de color al entrar en contacto con el agua de tu acuario. Cada reactivo indicará un parámetro distinto. Las tiras de papel son desechables, y deben interpretarse luego de sumergirlas por un par de segundos en el acuario, y luego dejandola actuar en contacto con el aire. A los 60 segundos se obtendrá la lectura más precisa, pasado este tiempo, los resultados se distorsionarán y no deben ser tomados en cuenta. El Sera Quick Test, aporta mediciones de pH, GH, KH, nitritos y nitratos de manera rápida y sencilla, ideal para mediciones semanales. Su precisión es sorprendente, lo hemos corroborado en muchos acuarios comparándolo con tests de reactivos líquidos y con medidores electrónicos de dureza y pH.

Cada medio acuático presenta cualidades distintas. No todos los parámetros son relevantes para todos los medios. Por ejemplo, hay acuarios para principiantes en los cuales sólo deberemos preocuparnos de la temperatura y del correcto mantenimiento. Informarse antes sobre los parámetros de tu medio acuático (sea pileta o acuario, dulce o salado) es clave para saber qué parámetros tendremos que medir y cuáles no.

   Los parámetros del agua correctos.

A continuación podrás ver una tabla donde se presentan los rangos de parámetros adecuados, según las distintas especies a mantener. Te resultará muy útil para saber qué medio acuático se adapta a tus necesidades. Por ejemplo, si eres novato te recomendamos un acuario de agua dulce tropical comunitario (con especies de bajas exigencias) para que no debas preocuparte de medir muchos parámetros. Los acuarios de cíclidos africanos y piletas o estanques también se consideran relativamente fáciles de mantener (mientras no sean demasiado pequeños o demasiado grandes).

Si eres experimentado y buscas un desafío, un acuario de agua dulce tropical plantado con plantas de altas exigencias será lo indicado para ti. Más complejo aún si es un nano acuario. También los acuarios marinos o de agua salada se consideran el epítome del acuarismo: sus especies suelen ser muy delicadas (particularmente invertebrados), se debe contar con equipamiento especializado y son muchos los parámetros que tendremos que tener bajo control.

Esperamos que las siguientes tablas orientativas te ayuden:

tabla de parametros del agua recomendados para acuarios de agua dulce

 

tabla de parametros del agua recomendados para acuarios de agua salada o marinos

Estos valores son orientativos. Los hemos elaborado a partir de la bibliografía señalada al final de este artículo, y ligeramente modificados en base a nuestra experiencia. Son por tanto, los valores que nosotros recomendamos.

   La frecuencia con la que se deben medir los distintos parámetros del agua dependerá de lo delicado de las especies y del valor químico del cual se trate. Por ejemplo, la temperatura será mejor medirla a diario, con un termómetro que arroje una lectura permanente. Los nitratos, en cambio, podrán medirse semanalmente o mensualmente, a depender de la madurez del acuario o estabilidad química del acuario. Por otro lado, si el Ciclo del Nitrógeno está completo y funciona el equipamiento correctamente, muchos parámetros (como los nitritos, amoníaco e incluso nitratos) pasan a segundo plano ya que se mantienen estables a largo plazo.

   Entender lo que significa cada uno de ellos es clave para saber cada cuánto tomar lecturas. Considera que algunos parámetros pueden cambiar más rápido que otros. El momento más delicado del acuario es durante sus primeros meses de montaje. Esto porque, al no estar maduros los procesos biológicos microscópicos que se dan en el acuario, los parámetros del agua tienden a cambiar con mayor facilidad. Estos cambios pueden llegar a ser muy drásticos en acuarios pequeños. Por ejemplo, si no se encuentra debidamente ciclado el acuario, podrá estar todo bien hasta que se agreguen los peces, momento en el cual los nitritos se dispararán (por no haber suficientes bacterias beneficiosas que se alimenten de ellos) e intoxicarán a las especies. Si se espera a que las bacterias colonicen el acuario, en cambio, estas podrán hacer frente a la carga biológica de peces y la alza de nitritos será imperceptible. Sólo será necesario fijarse en los nitratos, ya que estos son el producto final del Ciclo del Nitrógeno antes mencionado y se deben evitar en exceso. En cantidades bajas (<40 ppm, en agua dulce, <5 ppm en agua salada) no será dañino para las especies.

Como regla general, los acuarios maduros (más de un año de funcionamiento en agua dulce y 3-4 años en agua salada) requerirán cada vez menos control de parámetros. La idea es llegar a una medición mensual y ojalá anotar los resultados para saber cómo va evolucionando el acuario en el tiempo. Llegará el día en que de memoria podrás tener una idea cada vez más certera de cómo andan los parámetros del agua de tu acuario, es más fácil de lo que aparenta!

 


Citas directas:

¹ Reef Central, Reef Aquarium Water Parameters, para “Reef Keeping Magazine”, en: http://www.reefkeeping.com/issues/2004-05/rhf/index.php

Bibliografía utilizada en la elaboración de este artículo:


 

< Regresar al Blog

logo en formato png de aquazen acuarismo

3 comentarios en «Cómo Leer y Corregir los Parámetros del Agua»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0